27 marzo, 2019

AMBITOS DE INTERVENCION

MANEJO DE LA ANSIEDAD

Los trastornos de ansiedad son, junto con los trastornos del estado de ánimo, los problemas de salud mental que más afectan a la población española y mundial a través del enorme sufrimiento y confusión existencial que generan.

Sólo en nuestro país, (datos de 2017) se estima que hay 2 millones de personas  con sintomatología ansiosa de carácter grave, con diagnóstico y tratamiento. Y se estima que esta cifra es el doble (en torno a 4 millones) respecto a los casos con sintomatología leve, que suelen ser personas que manejan la ansiedad con más o menos dificultades a lo largo de su vida pero que nunca llegan al punto de acudir al sistema sanitario público o privado para recibir ayuda.

Por lo general, las personas tendemos a sentir la ansiedad de distintas formas. Es decir, hay partes de nuestro cuerpo más sensibles a los cambios de estrés y activación y son donde habitualmente percibimos nuestro estado nervioso. Por ejemplo hay personas que con el nerviosismo habitualmente comienzan a tener dolor de cabeza y hay otras que perciben más molestias gástricas.

No hay respuestas a la ansiedad mejores o peores que otras. Cada uno tiene su forma de vivirlo. Sin embargo, podemos hablar de los síntomas más habituales, agrupados de la siguiente manera:

– Psicofisiológicos: Tensión muscular, sudoración, náuseas, dolor de estómago, sensación de sofoco, sensación de mareo, temblores, taquicardia, fatiga, aumento o descenso de peso, estreñimiento, etc.

– Emocionales: Irritabilidad, preocupación constante, incapacidad para relajarse, apatía, desesperanza.

– Conductuales: Evitación de situaciones, problemas de sueño, inquietud, dificultad de rendimiento en trabajo o escuela, expresión facial tensa, apretar puños, aumento de consumo de tabaco o alcohol, cambios en hábitos alimentarios, etc.

– Cognitivos: Pensamientos negativos y catastrofistas, dificultad de concentración, problemas de memoria.

– Sociales: Tendencia excesiva a buscar apoyo en otras personas o por el contrario, tendencia a evitarlas. Pérdida de interés por relaciones sociales, amistad y pareja. Dificultades en las relaciones sociales, conflictos y cambio en la calidad de las relaciones.

¿Has experimentado alguno de estos síntomas de forma habitual? ¿Hay alguna situación concreta que lo desencadene?

¿Te gustaría manejar mejor la ansiedad y nunca has dado el paso? ¿Te gustaría contactar con nosotras para saber más?

PROBLEMAS EMOCIONALES

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
EMAIL
Facebook
Facebook
TWITTER
Instagram
SOCIALICON